Lactancia materna y vuelta al trabajo

Por aclamación popular y tras varias semanas de inactividad del blog por la falta de viajes, nos hemos decidido a hacer esta entrada para ayudar a padres que se encuentren en esta situación o vayan a enfrentarse a ella próximamente. Primeramente quiero hacer una breve introducción a cómo fue mi vuelta al trabajo, ya que fue en plena pandemia de COVID19 y, como algunos sabéis, soy médico y la situación era si cabía, más complicada de lo habitual. Debía extremar las medidas de higiene más aún de lo habitual en estos casos, eso acompañado de guardias de 17 o 24h en diferentes dispositivos (Urgencias de hospital, urgencias ambulatorias y consulta en centro de salud). Os cuento brevemente mi (nuestra) experiencia, ahora que ya tenemos la situación más o menos dominada ;-).

  1. ¿Qué necesito para extraerme leche fuera de casa?

a) Un lugar tranquilo y privacidad: debe ser un lugar en el que tengas algo de privacidad y estés tranquila para facilitar la estimulación. Primero se debe dar un pequeño masaje antes de la extracción y puede ayudar a la estimulación el ver fotos o vídeos de nuestro bebé mientras estamos realizando la extracción.

b) Un sacaleches: como es obvio, la extracción con un sacaleches es más rápida y eficaz que una extracción manual si disponemos de poco tiempo. Los hay de dos tipos de extracción: manuales (en los que una misma bombea manualmente a la velocidad e intensidad que una quiere) o eléctricos que se enchufan a corriente eléctrica o van con batería portátil. Dentro de ellos, los hay simples (extraen de una única mama) o dobles (extraen de las dos mamas a la vez). Nosotros nos decantamos, ya que iba a disponer de poco tiempo para extraerme leche, por un eléctrico y doble: el Medela Freestyle (os dejo enlace aquí). Cada extracción consiste en una fase de estimulación de 2 minutos de duración + 15 minutos de extracción completa, pudiéndolo parar antes o después.

Imagen de http://www.amazon.es

c) Esterilización de piezas del sacaleches: aunque no es estrictamente obligatorio, en la situación en la que yo me encontraba tenía que extremar las medidas de higiene. Yo suelo hacerlo antes de cada extracción, pero si estáis en casa o en una situación distinta valdría con hacerlo una vez al día. Tenemos varias opciones según el sitio donde vayas a realizar la extracción:

–>Dispongo de corriente eléctrica y/o microondas: esterilización por vapor: para ello, podemos utilizar un esterilizador eléctrico que va conectado a la luz. Para comenzar la esterilización debemos poner unos cuantos mililitros de agua destilada en un contenedor y después encender el programa, el cual tarda entre 5-15 minutos. El modelo del que dispongo en casa es este (os dejo enlace aquí)

También los hay con función de secado, los cuales tardan entre 40-60 minutos en realizar la esterilización y el secado de las piezas. En mi caso este es el tipo que utilizo en el trabajo, ya que me permite manipular las piezas al mínimo al no tener que secarlas. Os dejo enlace del modelo que me compré para el trabajo aquí.

Imagen de: http://www.amazon.es

Algunos de estos esterilizadores también permiten quitarlos de la corriente eléctrica y meterlos directamente al microondas, lo cual también es muy cómodo.

Si dispones de poco espacio pero sí tienes acceso a un microondas, hay bolsas esterilizadoras para microondas, las cuales son bolsas con zip que introduciendo una pequeña cantidad de agua dentro de ella en unos pocos minutos puedes esterilizar las piezas a microondas. Os dejo enlace aquí de las que he probado que van bastante bien (sirven para 20 usos).

Imagen de: http://www.amazon.es

–> No dispongo de corriente eléctrica o microondas: esterilización en frío o química

Aunque esta opción está menos de moda, nos puede sacar de un apuro. Se trata del “método Milton” que tanto se llevó en los ’90s, que consiste en añadir unas pastillas esterilizadoras especiales en un recipiente de agua fría y dejar reposar unos minutos. Nosotros lo hemos utilizado alguna vez de viaje y puede ser una opción. Os dejo enlace de las pastillas esterilizadoras aquí y del recipiente de viaje que hemos probado nosotros aquí. Hay recipientes más grandes donde caben todas las piezas.

d) Bolsas o recipientes de almacenamiento de leche materna: para facilitar el transporte del trabajo a casa, conviene que utilices bolsas de almacenamiento que ya van esterilizadas previamente, donde puedes rotular nombre del bebé, fecha y cantidad de leche almacenada. No debemos olvidar cerrarlas debidamente: intentar no dejar ninguna burbuja de aire en su interior para que la leche no se eche a perder. También se pueden congelar ahorrando bastante espacio en el congelador de casa. Estas bolsas posteriormente pueden introducirse en un calienta-biberones o al baño María, y siempre remover la leche antes de ofrecérsela al bebé.

Por otro lado, puedes utilizar recipientes calibrados libres de BPA y que cierren herméticamente, también debes esterilizarlos previamente antes de la extracción. Os dejo un ejemplo de ello aquí.

e) Una nevera portátil: que mantenga estable la temperatura de la leche en el transporte a casa. Si dispones de frigorífico en el trabajo puedes aprovechar e introducir la nevera dentro de él. Si los conservas a temperatura ambiente no es necesario.

f) Un rotulador permanente: para rotular nombre, fecha de la extracción y mililitros extraídos en el recipiente o bolsa donde vayas a almacenar la leche

g) Jabón especial para biberones: una vez finalizada la extracción, conviene lavar las piezas del sacaleches por separado. Para ello utilizo un jabón especial para biberones que contienen enzimas especiales para eliminar posibles restos de leche del interior.

2. ¿Cómo y cuándo realizo la extracción?

Lo ideal es que sea lo más fisiológico posible. Las guías recomiendan hacerlo cada 3-4 horas, más o menos como lo haría el bebé. Para ello, es recomendable hacer un pequeño masaje circular alrededor de las dos mamas a modo estimulación. Por otro lado, hay que tener en cuenta que la succión de un sacaleches no es igual de eficaz que la del propio bebé. Además, cuantas más veces nos extraigamos más leche se produce.

Por otro lado y como hemos dicho antes, conviene hacerlo en un lugar en el que preferentemente estemos solas y esto suponga un rato de relajación, ya que que el estrés no facilita la estimulación. Puede ser un buen momento para llamar a algún familiar que esté con el bebé, ver sus fotos o vídeos o para tomar un descanso simplemente. Además, disponemos en el mercado de sujetadores-top que se enganchan directamente al sacaleches para dejarnos las manos libres durante la extracción. Dejo enlace aquí.

3. ¿Cómo conservo la leche materna?

Una vez me dieron este consejo: la regla del 6 “6 horas, 6 días, 6 meses” que desarrollo por aquí:

a) A temperatura ambiente y evitando temperaturas extremas: entre 4 y 6 horas y si la extracción se ha realizado con limpieza extrema

b) En frigorífico a 4ºC o temperatura inferior: entre 3 y 5 días

c) En congelador a -18ºC o temperatura inferior: hasta 6 meses. Revisa tu congelador para ver si tiene la opción de -18ºC o inferior, ya que la mayoría de congeladores domésticos con frigorífico tipo “Combi” no suelen llegar a esta temperatura.

Espero poder haberos ayudado con unas pequeñas pinceladas de mi cortita experiencia (llevo 4 meses trabajando después de la maternidad). En breve, os dejamos entrada de “Cómo ofrecer la leche materna extraída a tu hijo” obra de Cagaprisas.

Y vosotros, ¿cómo os extraéis la leche materna? ¿utilizáis alguna otra herramienta que nos pueda servir? Dejárnoslo en los comentarios 😉

Planes con bebés en Madrid

Para comenzar nuestros viajes con Doña Pucheros, decimos buscar planes para hacer con bebes por Madrid, aunque después el viaje de El Escorial+Toledo en Navidad se adelantó. Ya hicimos una entrada de este viaje a Madrid (puedes ver las entradas en este enlace y este otro), ahora vamos a comentar con más detalle los planes que hicimos con el bebé, que para aquel entonces tenía unos dos meses y medio.

-Sesión de fotos

Contratamos con Must Fotografía una sesión de fotos para los tres, y la experiencia no pudo ser más recomendable. La paciencia y amabilidad de la pareja que lleva la empresa es enorme, quedamos súper contentos con el resultado de las fotos y además pasamos unas magnificas 3h. Mientras degustas un café calentito en el propio estudio, te ofrecen y proponen varios ambientes y materiales para realizar las distintas fotos. Además, con antelación puedes comentarles si tienes alguna idea, foto concreta que quieras hacerle, vestuario que le quieras poner… captan increíblemente tu rollo y el resultado es magnífico.

Sesión de fotos en Must Fotografía (Madrid) con dos meses y medio

La niña se portó bastante bien, los fotógrafos tienen una paciencia infinita y no te hacen sentir mal en ningún momento. Con respecto al resultado, nos pareció increíble, mucho mejor de lo que pensábamos; y en cuanto al precio no nos pareció para nada caro. Una vez acabas la sesión, necesitan unos días para editar y seleccionar las fotos. Después, te mandan un montón de fotos en borrador, para que elijas las que quieres que retoquen e impriman. Además te mandan las fotos en papel, con una calidad muy buena, y también en versión digital. No pudimos quedar más contentos.

Alopeke (enlace aquí)

Se trata de un local en el centro de Madrid, justo en frente del Parque del Buen Retiro, que ofrece múltiples posibilidades con bebés o niños. Por un lado, ofrece servicio de cafetería para los papás con todo lo que necesites a tu alrededor para atender al bebé (cambiador, tronas, juegos, etc) y puedes tomar algo mientras vigilas al bebé. Por otro lado, ofrece servicio de escuela infantil bilingüe para los más pequeños (nosotros vimos a los niños de la escuela infantil en alguna ocasión y parecían estar la mar de bien y de cómodos) y para los más mayores campamentos de verano, excursiones, talleres de manualidades… Por último, y esto fue lo que nos hizo que les conociéramos, realizan clases de estimulación temprana para bebés a partir de 2 meses.

En cuanto a las clases de estimulación temprana para los bebés más pequeños existen dos modalidades: la clase de Baby Bells y la clase de estimulación musical. En la primera, la ratio de bebés por clase es algo mayor (sobre unos 10 bebés). La profesora habla preferentemente en inglés dándonos la bienvenida y conociendo a todos los bebés y papás. Después, se trata de realizar una serie de ejercicios para estimular el aparato locomotor, acompañados de música y de materiales para la estimulación visual y auditiva. Por otro lado, en la clase de estimulación musical, la profesora toca canciones con un piano mientras se realizan distintos ejercicios de estimulación visual y tactil. En esta clase el número de bebés es algo más reducido (6-8 bebés). En cualquiera de las dos clases, si el bebé se hace caca o pis hay un cambiador en la misma clase si os hace falta. La verdad es que no pudimos quedar más contentos con estas clases, a pesar de que Doña Pucheros llorara en algunas ocasiones con las canciones (afortunadamente ya no le pasa). Por otro lado, ofrecen bonos de varias sesiones de estas clases. Nosotros en breve compraremos uno e iremos gastándolo las veces que vamos a Madrid.

-Paseo por el Parque del Buen Retiro

Después de la clase de Alopeke, puedes ir a dar un paseo por este fantástico parque. Aunque no sabemos si es muy recomendable subir a las barcas con un bebé, se puede dar un paseo por el lago, visitar el árbol más antiguo de Madrid, etc

-Ir al cine: “Sesión Teta”

¿Creías que por tener un bebé te habías olvidado de ir al cine? Nada más lejos de la realidad!!! Existen las llamadas “Sesión Teta” pensadas exclusivamente para que disfrutes de las pelis con tu bebé. ¿En qué consisten? se trata de una sesión especial en la que pueden ir bebés o niños de cualquier edad, en la que el ambiente es más distendido y nadie se molesta si tu bebé empieza a llorar, pues puede ser que dentro de media hora llore el bebé de al lado. Además, el sonido de la sala es más bajo de lo habitual para no dañar los oídos de los bebés y hay algo de luz tenue para hacernos la vida más fácil. La única pega que tienen es que no en todos los cines la ofrecen, la sesión es un día concreto (normalmente los domingos), a una hora concreta (normalmente matinal) y únicamente una película que van rotando semanalmente (normalmente ponen las más famosas). En el caso de Madrid, la hemos encontrado en el Centro Comercial Tres Cantos (Cines Odeón) y en La Vaguada. También podéis encontrarla en otras ciudades donde haya Cines Odeón, en nuestro caso en Cuenca. Podéis encontrar la Sesión Teta en la propia cartelera de la web, escogiendo vuestro cine y mirando los distintos días de la semana.

-Locales Baby friendly

Aunque todavía no tenemos mucha experiencia en ello y poco os podemos aportar, nosotros somos fans de la cadena Vips, ya que tienen cambiador, tronas, etc. y es un sitio donde habitualmente acuden familias con bebés y ni el personal ni los comensales se molestan. A su vez, locales de su misma cadena (Gino’s, Starbucks, Fridays) también lo son.

Ni qué decir que en prácticamente cualquier Centro Comercial que vayáis hay cambiador y/o sala de lactancia (puedes encontrar una entrada al respecto aquí), así como en todos los Ikea.

La mochila del hospital

Una de las cosas que hicimos el último mes de embarazo fue preparar “el nido”: terminar de comprar las últimas cosillas, montar muebles, colocar las cosas del bebé, vaciar armarios nuestros… Y entre ellas estaba preparar la mochila para ir al hospital. Nuestra matrona del centro de salud cuando íbamos a las clases de preparación al parto nos dio unas directrices súper útiles que hoy queremos compartir con vosotros (Gracias Bea!! Se te echa de menos!!!).

Lo primero, ¿cuándo sería recomendable que tuviéramos lista la mochila del hospital? Si estás teniendo un embarazo normal, sin complicaciones, darás a luz entre la 37 y la 40 semanas o, si se retrasa y pasa de una fecha te lo inducirán (o provocarán) en el hospital, normalmente entre la semana 41 y 41+2 o 41-3, según la experiencia del hospital o el obstetra. Por tanto, lo más fácil es tener la mochila preparada cuando el bebé esté a término, es decir, a partir de las 37 semanas de embarazo. A partir de ese momento y en adelante el bebé puede nacer en cualquier momento. Además, es recomendable que cuando vayas a las citas de monitores también las eches al maletero del coche, por si en ese momento ya estás de parto y te recomiendan ingresar. La primera cita en monitores varía mucho en función del hospital, en el nuestro nos dieron la primera cita justo a las 40 semanas. Por último, ni qué decir si rompes aguas (si es líquido claro transparente, sin prisa pero sin pausa; si es líquido teñido de cualquier otro color es recomendable que vayas con cierta prisa) o si empiezas con contracciones (mejor cuando éstas sean rítmicas, es decir, aproximadamente cada 5-10 minutos).

¿Por dónde empezamos? Para empezar, haz un breve recuento de todas las cosas que tienes, te han dejado o regalado. Una manera para hacer recuento que nosotros hicimos en el caso de la ropita, fue lavarla toda (es una manía que tenemos) y una vez la colocas ya sabes lo que tienes y lo que no. Así evitarás hacer compras innecesarias.

Después, habría que hacer tres grandes grupos o listas: la bolsa del bebé, la bolsa de mamá y la bolsa de papá.

Bolsa de Doña Pucheros y Doctora Gaseosa (falta la de Cagaprisas)

LA BOLSA PARA EL BEBÉ

1. Ropa para el bebé

-Bodies: en la mayoría de los hospitales (al menos, de la sanidad pública) les ponen el body del hospital nada más nacer, puesto que es mucho más cómodo a la hora de que los médicos exploren al bebé. Nuestra recomendación es que eches un par de ellos por si no le ponen ninguno en el hospital, y que alguien vaya a traerte más en caso de que lo necesites.

Muda para el día del alta: consiste en un cambio completo que será lo que el bebé lleve el día de salir del hospital. A saber: body, vestido/conjunto de dos piezas y gorrito; y en función de la época del año abrigo, patucos, manoplas…

Manta o arrullo: para tener envuelto al bebé mientras lo tengas en brazos, ya que en la cuna del hospital probablemente tenga su mantita. Este gesto simula a cuando estaba en el útero de mamá y le hará sentirse bien.

Muselinas o gasas: un par de ellas. Ya sabéis que sirven un poco para todo, pero estos días te será muy útil para limpiar las bocanadas del bebé después de las tomas.

2. Aseo del bebé

Pañales: tal y como ocurre con los bodies, normalmente en los hospitales públicos dispensan todos los pañales necesarios mientras el bebé esté en el hospital. Para no arriesgar, lleva los necesarios para un día completo (10-11) y si necesitas más pide que alguien te los acerque.

Palangana pequeña o toallitas desechables: para los cambios de pañal. Aunque puede parecer más práctico usar toallitas desechables (éstas no las dispensan normalmente en el hospital), la incidencia de dermatitis del pañal es mayor usando toallitas que usando sólo agua y jabón, pero esto ya es una recomendación personal (Te dejo enlace aquí de un estudio científico que lo avala).

Jabón: si optas por no usar toallitas y usar palangana con agua, utiliza un gel para bebés para los cambios de pañal. Puede ser una buena opción comprar ya uno que te guste en el envase de 100ml, que es más pequeño y ya lo tienes para viajar!

Toalla pequeña o mediana: para usar en los cambios de pañal. Si el bebé necesitara un baño completo mientras estás en el hospital, probablemente se encarguen las enfermeras de realizarlo.

Crema del pañal: de la misma forma que el jabón, puedes optar por comprar la versión de 100ml. Úsala sólo cuando tenga dermatitis y deja de usarla cuando ya no la tenga.

Tijeras de punta roma o lima de uñas para bebé: a nosotros al principio nos daba “cosilla” cortarle las uñas con las tijeras, por lo que optamos por usar las limas de uñas para bebés. Te dejamos el enlace aquí de la lima que usamos nosotros, y aquí unas tijeras (aunque estas últimas las compramos en Mercadona).

Imagen de: http://www.planetahuerto.es

LA BOLSA PARA MAMÁ

Sabanilla o “suapel”: es útil por si rompes aguas no estar manchando el asiento del coche o del taxi.

Bolsa de aseo: con todo lo necesario. Cepillo de dientes, pasta, champú, gel, desodorante, cepillo del pelo…

Toalla de aseo: por si no te dispensaran en el hospital

Ropa interior de sobra: ya que lo normal es que una manche bastante en el posparto, llévate cambios de ropa interior de sobra. También puedes utilizar braguitas posparto desechables (te dejo enlace aquí)

Compresas de algodón posparto: no son las típicas que normalmente utilizamos, ya que no deben llevar plástico y deben transpirar bien la piel por si nos ponen puntos. Depende del hospital las dispensan o no. Nuestro consejo es que te lleves para un día y alguien te lleve más si las precisaras. Nosotros compramos estas en Mercadona, pero las hay de muchas marcas.

Compresas de algodón

Muda para el día del alta

Zapatillas cómodas de estar por casa: son útiles durante la fase de dilatación, ya que, personalmente, llevé muchísimo mejor el dolor en movimiento (caminando, sobre la pelota de Pilates… etc).

Chanclas para la ducha

Cojín de lactancia: utilísimo para la lactancia en general y sobre todo para los primeros días cuando es más importante la instauración de la misma. Los hay con diferentes rellenos y formas: de bolitas, con “viscoelástico”, y también de distintas formas: en forma de U, de V… lo mejor es que eches un vistazo al mercado y cojas el que más cómodo creas que pueda resultarte. No olvides mirar en las instrucciones del cojín o navegando por la web las posturas de lactancia, pues te será comodísimo. Te dejo aquí y aquí un par de entradas que me han gustado al respecto.

Cargador de móvil y móvil: de perogrullo pero que suele olvidarse. Vas a pasar muchas horas y es necesario uno de ellos al menos.

Entretenimiento: libros, revistas, música… ya que se suele hacer largo y más vale estar “despejado”

Pelota de Pilates: aunque esta recomendación es algo personal ya que hice toda mi preparación al parto con ella, es muy útil en la fase de dilatación. Cada vez hay más hospitales que las tienen. Si la has usado durante los meses previos mi consejo es que te la lleves en el maletero y si no tienen en tu hospital, te la suban. Por si te son útiles, te dejo unos vídeos de Youtube aquí y aquí con ejercicios con la pelota de Pilates para embarazadas.

Crema protectora de pezones: aunque se recomienda proteger los pezones después de las tomas mediante la extracción del calostro, la verdad es que los primeros días yo no me apañaba muy bien, por lo que puede ser una buena opción. Me hubiera gustado tenerla desde el principio, pero la salvadora abuela Pili nos la trajo (gracias!!!!!). Debe ser 100% lanolina pura, que es un componente de la propia leche materna. No es necesario aclararla antes de las tomas. Te dejo enlace aquí

Parches de hidrogel para pezones: también me hubiera gustado tenerlos desde el principio pero la verdad en nuestra ciudad nos fueron muy difíciles de conseguir. Son unos parches calmantes para pezones que duran 24h, pero en este caso sí hay que aclararlos. Te dejo enlace aquí.

Imagen de: http://www.amazon.es

LA BOLSA DE PAPÁ

-Pijama

Zapatillas de estar por casa cómodas

Bolsa de aseo (que puede ser conjunta con la de mamá)

-Entretenimiento: revistas, libros, pasatiempos…

Cargador móvil o batería externa

Ropa interior de sobra

Una muda completa: aunque esto es variable según si el papá puede desplazarse durante el ingreso a casa a cambiarse.

UNAS ÚLTIMAS DUDAS….

Chupete: no se recomienda hasta el primer mes de vida, por riesgo de confusión tetina-pezón. Te dejo enlace aquí, con un artículo para padres de la Asociación Española de Pediatría)

-Sacaleches: depende de cómo sea la instauración de tu lactancia y las primeras horas de ingreso de tu bebé puede serte útil o no. Mi consejo es que no lo lleves al hospital pero lo tengas a mano por si lo necesitaras. Los que mejor te van a asesorar si lo necesitas o no son las propias enfermeras o pediatras del hospital o, si esto no se produce, te invito a que busques un asesor de lactancia acreditado internacionalmente (te dejo enlace aquí para que busques alguno en tu provincia, si lo necesitas). A veces pertenecen a la sanidad pública y otros son privados, pero son de extrema utilidad, sobre todo los primeros días.

Por último, os dejo algunos otros enlaces de artículos como “El ajuar del recién nacido” de la AEPAP y “El aseo del recién nacido” de la AEPED, por si os son de utilidad.

¿Tienes alguna otra duda? ¿Echas algo en falta? Ponlo en los comentarios y ayúdanos!!

—-Esta entrada está dedicada a los futuros papis, los tíos Pilar y Javi, esperamos que os guste!!!! =)—-

Guadalajara y Pueblos Negros en 2 días

Día 1: Guadalajara capital, Tamajón, Ciudad Encantada de Tamajón, Campillejo y llegada a Campillo de Ranas

Día 2: Campillo de Ranas, Campillejo, Majaelrayo y Roblelacasa

Día 1: Guadalajara capital, Tamajón, Ciudad Encantada de Tamajón, Campillejo y llegada a Campillo de Ranas

Debido a un viaje de “negocios” de Cagaprisas nos plantamos en nuestra baja de paternidad en la ciudad de Guadalajara. Y es que en esta ciudad tenemos sentimientos encontrados, ya que estuvimos viviendo allí unos tres meses, en el peor año de los recortes (de ahí los sentimientos encontrados). Aún así, fue bonito regresar y volver a recorrer sus calles.

La tarde que llegamos dimos un breve paseo por el Parque de la Concordia, el cual nos traía muchos recuerdos, y quedamos con Alicia, Lola y Juanma, tres guadalajareños de adopción de excepción. Quedamos en la cafetería Menta y Canela, la cual tiene unos cafés y una repostería exquisita y… ¡¡¡cambiador!!! aunque Doña Pucheros finalmente no lo necesitó porque estuvo todo el rato durmiendo…

El hotel donde dormimos en Guadalajara capital fue el Hotel El Sueño del Infante por la cercanía al congreso donde iba a ir Cagaprisas. Se encuentra en el centro de la ciudad, a escasos minutos de la calle Mayor y el Palacio del Infantado. Aunque no posee grandes lujos, es acogedor, limpio, correcto y dispone de parking cubierto, lo cual agradecemos mucho. Lo único negativo a destacar es que no ofrecen cuna para bebés, pero por lo demás todo correcto.

Los días posteriores de turismo propiamente en la ciudad de Guadalajara no hicimos mucho, pues ya la conocíamos, pero estuvimos dando un pequeño paseo para estirar las piernas antes de emprender camino a los Pueblos de la Arquitectura Negra. Nuestra primera parada fue el patio del Palacio del Infantado, el cual la entrada es gratuita al propio patio, que es bastante bonito y curioso de ver. En las plantas superiores está el museo provincial de Guadalajara y su entrada está bien de precio, aunque no lo visitamos.

Patio del palacio del Infantado

Recorriendo la Calle Mayor desde el Palacio, nos encontramos con la Iglesia de Santiago Apóstol, de arte mudéjar, que la encontramos abierta y es bastante bonita de ver. Siguiendo un poco más adelante por la misma calle nos encontramos con el Ayuntamiento de Guadalajara, cuya fachada también es bastante singular.

Después hicimos una parada en la Panadería Bertiz, también en la Calle Mayor, que nos sorprendió gratamente. Aparte de tener unos cafés buenísimos y un ambiente muy cómodo… ¡¡tenía cambiador!! lo cual agradecimos y les agradecimos personalmente. Impresionante el pan de picos, que pudimos disfrutar en el picnic de Tamajón.

Panadería Bertiz

Tras el inciso, nos acercamos a la Concatedral, que merece una breve visita, de entrada gratuita. Por el camino nos encontramos con la Capilla de Don Luis de Lucena, que aunque tenía una pinta extraordinaria por las fotos, decidimos finalmente no pasar pues nos parecía un poco elevado el precio de la entrada. Finalmente, parada en un Aldi mediante, emprendimos camino hacia Tamajón, la entrada a los Pueblos Negros.

Puerta de la Concatedral de Guadalajra

Tamajón, aunque se le conoce como la entrada a los pueblos de la Arquitectura Negra, realmente no nos pareció que fuera un pueblo negro. Viene bien para estirar un poco las piernas, dar una vuelta por su iglesia y como punto de información sobre los pueblos negros. A 3 kilómetros de esta localidad se encuentra la Ciudad Encantada de Tamajón que, aunque no tiene punto de comparación con la de Cuenca, es gratis y es más salvaje que ésta. Fue el punto que elegimos para dar una vuelta, hacer un picnic y estrenar la cuna de picnic de Doña Pucheros, que fue todo un éxito.

Después de nuestro picnic y una breve caminata por la Ciudad Encantada, subimos de nuevo al coche camino a Campillejo, donde haríamos otra breve parada para que Cagaprisas pudiera descansar de las curvas. Allí, tomamos un café en el Restaurante Los Manzanos de Campillejo por total casualidad (luego resultó ser un restaurante que vimos en Castilla La Mancha TV que teníamos apuntado que debíamos visitar y comer a mediodía, al cual volvimos). El bar no tiene cambiador, pero la amabilidad de la jefa lo supera todo.

Campillejo

Recargadas las pilas llegamos a Campillo de Ranas a nuestro alojamiento Casa Rural La Casa del Sol, recomendable al 200% pues fue todo un acierto. Allí nos recibió Carolina, la dueña de la casa, que fue amabilísima con nosotros. Nos tenía preparada la habitación calentita y nos ofreció cuna para el bebé, pero ya llevábamos nuestra cuna de viaje pues en el hotel de Guadalajara capital no teníamos disponibilidad. La casa rural está dividida en varias habitaciones con baño privado, en nuestro caso reservamos la habitación suite, que es abuhardillada y contaba con un cómodo sofá para amamantar. Una vez descargado el equipaje (no sin problemas, ya que nuestra entrada en el mundo rural fue por la puerta grande, ya que parte de nuestro equipaje fue a caer a un gran excremento, de especie indeterminada), decidimos descansar.

Día 2: Campillo de Ranas, Campillejo, Majaelrayo y Roblelacasa

Al día siguiente amanecimos con un excelente desayuno casero hecho en el momento, que sirve la dueña por las mañanas con muchísimo cariño que contiene café, zumo, tostada de varias opciones y un riquísimo bizcocho casero de chocolate, el cual está incluido en el precio de la habitación. Después de esto fuimos a recorrer en profundidad el pueblo de Campillo de Ranas, visitando su Plaza de la Iglesia, la Plaza de las escuelas y su escuela (la cual está cerrada desde hace 2-3 años, por desgracia), el famoso Reloj de Sol y la tienda de artesanía La tienda de taller Tres, donde cargamos varias cosillas para nosotros y para Doña Pucheros. Una de las cosas más chulas y originales que compramos fue un selenoscopio fabricado íntegramente por ellos, que es un calendario de fases lunares, una pieza muy bonita y curiosa de tener. Terminamos nuestra visita en el Museo Roizo, en el que se pueden ver miniaturas hechas a mano, alguna de ellas hecha con pizarra, muy recomendable. Antes de partir, nos encontramos al panadero que recorre estos pueblos, y pudimos comprar pan y bizcocho, de los que daríamos cuenta más adelante.

Después decidimos visitar la localidad de El Espinar, que está muy próxima a Campillejo y que no habíamos visitado el día anterior. Entre sus calles, nos encontramos con varios fotogénicos gatos y con un gran corral con cabras, donde el reportaje fotográfico de Cagaprisas estaba asegurado. Más tarde, nuestra cita de nuevo con el restaurante Los Manzanos en Campillejo era de esperar y comimos menú del día con unas croquetas deliciosas especialidad de la casa. De nuevo la dueña nos hizo estar como si estuviéramos en el salón de nuestra casa, 100% recomendable.

Para bajar la comida, fuimos a visitar el pueblo de Majaelrayo, el cual tiene un parking a las afueras para no entrar con el coche dentro el pueblo lo que nos parece un acierto que, aunque el día que fuimos no había mucha gente pues fuimos un domingo de Enero después de sendas nevadas, tenía pinta de que en otras épocas del año sí. Este pueblo tiene un encanto especial pues desde sus calles, muchas de las cuales aun son de tierra, se puede ver el pico Ocejón, que es el más alto de la comarca. En alguna de sus calles tuvimos que parar porque Doña Pucheros tenía un hambre voraz y no podía aguantar más.

Finalmente para terminar con este largo día, visitamos Roblelacasa, otra localidad de arquitectura negra que tiene muy poquitos habitantes y en la cual se respira silencio y tranquilidad, una pasada. Después de este largo día, regresamos a nuestro alojamiento para descansar y recoger maletas para regresar al día siguiente.

Viajar en avión con un bebé

Una de las cosas que más nos preocupaba para viajar con un bebé, era el vuelo. No deja de ser el estar con un bebé varias horas, en un sitio cerrado, con mucha gente y sin poder salir. ¿Qué pasa si se pone a llorar? ¿y si se asusta? ¿Qué pasa si molesta? éstas y otras, eran las preguntas que se nos pasaban por la cabeza.

El vuelo a Lanzarote (2h y 30 min) sería el primer vuelo de Doña Pucheros, y os vamos a contar como fue la experiencia.

Capítulo 1: Equipaje

Primero voy a recordar que un bebé necesita un billete de avión “especial” ya que no ocupa un asiento. Este billete va unido a un billete de adulto y en Ryanair cuesta 25€ sólo ida, independientemente de lo que cueste el billete del adulto e independientemente de a donde sea el viaje. Para adquirir el billete de avión el bebé debe haber nacido, pues hay que indicar la fecha de nacimiento a la hora de hacer la compra. Si se han comprado los billetes con anterioridad, hay que ponerse en contacto con la compañía para que añadan al bebé una vez nazca y pagar su billete aparte. Habitualmente para vuelos dentro del territorio nacional no es preciso que el bebé disponga de DNI, pero sí para los vuelos internacionales (os contaremos en otra entrada los trámites a seguir para ello).

Nosotros cuando viajamos en Ryanair siempre pagamos el plus para poder llevar el equipaje de cabina, y así no tener que facturar. Con un bebé, en la cabina sólo te dejan llevar un bolso pequeño adicional y te permiten facturar gratis dos bultos de bebé, en nuestro caso la silla y el capazo, pero una muy buena opción es facturar una silla de coche, o una cuna de viaje, depende de lo que dispongas en destino. En nuestro caso teníamos cuna en el alojamiento, y como comentaré después la agencia de alquiler de coche pone la silla grupo 0 gratis.

Por lo tanto para este viaje disponemos de dos maletas de cabina, más 2 bolsos, más un bolso adicional para el bebé. Y el coche y capazo facturado. Por lo tanto es muy importante reducir el equipaje, comentamos como hacerlo en otra entrada.

En el bolso de cabina del bebé llevamos un par de juguetes, la mochila de porteo ultracompacta (Boba Air), la cuna para el avión, pañales, el cambiador de viaje con toallitas, una muda (body + camiseta + pantalón), apiretal y una mantita.

En cuanto al equipaje del bebé que iba en nuestra propia maleta solemos llevar una regla estándar: 2 bodies por día + 1 pijama por día + 1 muda por día, siempre y cuando no dispongamos de lavadora en el alojamiento. Además, solemos llevar una toalla para la ducha con capucha, una bañera de bebé hinchable y un neceser pequeño con jabón, crema del pañal y crema hidratante de 100ml de la marca que usa Doña Pucheros, ya que no es recomendable para los bebés estar cambiando de marca de cremas continuamente. En cuanto a los pañales desechables, calculamos unos 10-11 pañales por día y dependiendo del tiempo que estemos de viaje nos los llevamos nosotros o los compramos allí. Hasta ahora los hemos llevado nosotros por las dificultades a la hora de comprar pañales desechables biodegradables. Por último, ya que disponíamos de lavadora en el alojamiento, aprovechamos un sobrecito de detergente de 100 ml de Norit Bebé que nos regalaron en una canastilla, que es el que usa Leia habitualmente, y nos vino de maravilla.

Capítulo 2: Aeropuerto

Dejamos el coche en el parking P1, opción que recomendamos si el viaje es corto, si no es demasiado caro, ya que podemos ir andando a la terminal. Al ir con un bebé es recomendable ir con un poco más de tiempo al aeropuerto, ya que puede ocurrir que tengas que hacer un cambio de pañal en el peor momento o que quiera comer. Esto no supone ningún problema para Cagaprisas y nos plantamos en el aeropuerto con 3h y media de adelanto. Nos dirigimos directamente al control de equipajes, ya que no teníamos que facturar. Los bultos del bebé los facturan directamente al subir al avión, así puedes disponer de la silla para el aeropuerto. Hay una línea de control de equipajes para familias y discapacitados en el caso del Aeropuerto de Barajas, que además está llena de dibujos para hacerlo más ameno a los niños, aunque Doña Pucheros aun no se entera. La verdad es que es bastante cómodo, ya que no hay que hacer cola.

Aunque no era nuestro caso ya que Leia sólo toma lactancia materna de momento, si lleváis agua y preparado para biberones o potitos, hay que sacarlos de la maleta y mostrarlo en el control, no os pondrán pega alguna.

Pasado el control, decidimos buscar un lugar para dar de comer al bebé, y tras preguntar nos indicaron que Barajas cuenta con sala de lactancia, al menos en T1, y además esta muy bien. Está justo al lado del parque infantil. Tras enseñar las tarjetas de embarque te dan paso, hay una sala de juegos, cambiadores y hasta sala de cunas.

Sala de Lactancia T1 Barajas

Aparte de la sala de lactancia, en prácticamente todos los baños del aeropuerto hay cambiador para bebés y habitualmente están en un aseo aparte con puerta dentro de los propios baños, y suelen estar vacíos (si no hay caraduras que se saltan las colas y aprovechan ese baño de niños sin niños….).

Capitulo 3: Vuelo

Una vez nos pusimos en la cola de embarque, unos empleados de la compañía iban carrito por carrito poniéndoles las cintas para ser facturados. En nuestro caso, utilizamos una bolsa de transporte para meter la silla (te ponemos el enlace aquí) y una bolsa de rafia grande para el capazo, pues ya sabemos cómo tratan los equipajes…

Desde ese momento que empaquetamos el carrito, empezamos a portear a Leia con la Boba Air hasta el asiento del avión, lo que fue muy fácil gracias a su plegado máximo. En la misma puerta del avión dimos las dos bolsas con la silla y el capazo. Una vez dentro del avión, el personal de cabina nos dio el cinturón para el bebé, el cual hay que abrochar dentro del de adulto y, una vez se tenga adosado al de adulto, abrochárselo al bebé (como ya te explicamos en esta entrada).

Durante el despegue y el aterrizaje es recomendable que el bebé succione (mediante la lactancia materna, biberón o chupete) para que no tenga dolor en los oídos. En nuestro caso Doña Pucheros no tenía hambre, por lo que succionaba gustosamente el hocico de la jirafa Sophie xD. Después, el bebé tuvo ratos de todo tipo: de jugar, llorar, dormir… etc. La verdad es que cuando la niña lloraba nos agobiábamos un poco a ratos, ya que el vuelo estaba lleno y podría llegar a molestar, por lo que intentábamos entretenerla con lo que podíamos: juguetes, teta, ponernos de pie a caminar (método infalible) y así íbamos llevándolo. Tenemos que decir que en ningún momento nos llamaron la atención por ello, aunque fueron dos momentos puntuales y muy cortitos.

Doña Pucheros echando la siesta.

A mitad de vuelo aprovechamos para hacer un cambio de pañal. En los aviones de Ryanair traseros hay uno de los dos baños que dispone de cambiador para bebés (comprobadlo en las pegatinas de la puerta antes de entrar) que está justo encima del WC. Aunque ya sabéis que los baños del avión no son precisamente anchos, el cambiador se agradece ya que aporta comodidad. Después de esto, Doña Pucheros aprovechó para echarse una siesta y estrenar su cuna de avión (te explicamos este y otros accesorios de viaje en esta entrada).

Capitulo 4: Recogida de equipaje y alquiler de coche

Una vez aterrizamos, volvimos a portear a Doña Pucheros hasta que nos dieran el carrito. Nuestra sorpresa fue que no nos dieron el carrito de bebé nada más salir del avión y sí se lo dieron a otras familias. Observamos que ninguno de ellos llevaba el carrito dentro de una mochila protectora como era nuestro caso, por lo que fuimos en busca de él a la cinta y… otra nueva sorpresa!! nuestro carro no salía… Gracias a Cagaprisas, que aún no sabe ni cómo, se le ocurrió mirar en la cinta de equipaje especial y allí apareció. Todavía no sabemos por qué… A nuestra vuelta en Madrid salió por la cinta de equipaje normal.

Una vez reunidos todos los bultos, fuimos a la empresa de alquiler de coches en Lanzarote. La que nosotros elegimos fue TopCar y una de las razones fue porque nos incluían a coste 0€ la silla grupo 0 para el bebé. Lo único malo es que era de una calidad regulera y además nos las tuvimos que apañar nosotros mismos para instalarla, ya que te la dan sin instalar (pero para eso tenemos a Súper Cagaprisas, que lo resolvió en un periquete.

Probando la silla canaria

¿Cómo os las apañáis vosotros para viajar con un bebé? Déjanos cómo lo haces tú en los comentarios!!

Si te interesa saber más sobre Accesorios de viaje para viajar con bebés, no dudes de visitar esta entrada pinchando aquí!!

Accesorios de viaje para viajar con bebés

Una de las pasiones de la Doctora Gaseosa desde que se enteró que estaba embarazada era buscar accesorios de viaje para viajar con bebés, que nos hicieran la vida un poco más cómoda a la hora de viajar. Nosotros tenemos una forma un poco particular de ver los viajes y es que, por el momento, anteponemos la comodidad que nos ofrecen los accesorios al minimalismo. Es decir, preferimos tener varios apechunches que nos faciliten la vida, a ir con lo mínimo y no ir tan cómodos. Aun así, intentamos que los accesorios que utilizamos sean lo más ergonómicos posible y ocupen y/o pesen lo menos posible. Os dejamos aquí algunas muestras de nuestro particular estudio de mercado. Dividiremos la entrada en tres partes: por un lado, objetos que tenemos y hemos probado, otro lado objetos que tenemos que todavía no hemos podido probar y, por último, objetos que deseamos para un futuro.

AVISO: a lo largo de esta entrada, puedes ver muchos enlaces a amazon y a otras tiendas, queremos remarcar QUE NO TENEMOS COMISIÓN DE NINGÚN TIPO. Solamente los ponemos por ayudar a quien lo lea. Monetizar el blog no es nuestro objetivo.

  1. ACCESORIOS QUE TENEMOS Y HEMOS PROBADO
  • Mochilas portabebés de porteo

Según cuales sean las características de nuestro viaje, elegimos una de estas tres opciones:

Stokke My Carrier: la utilizamos para largas jornadas de porteo y sobre todo si vamos a hacer senderismo. Es apta desde el nacimiento y permite llevar al bebé en el pecho y en la espalda. Se ajusta a cualquier porteador, se ajusta perfectamente a la espalda gracias a un refuerzo especial para la misma, lo cual permite llevarla muchas horas y es muy segura. Como desventajas, por un lado, cuesta unos minutos subir y bajar al bebé por la complejidad de la propia mochila y, por otro lado, es poco compacta a la hora de transportarla. Puedes encontrarla aquí.

-Fular elástico: lo utilizamos para cortos periodos de tiempo de porteo, donde sabemos que vamos a estar subiendo y bajando al bebé varias veces en poco tiempo. La utilizamos sobre todo en zonas urbanas, donde vamos parando a descansar. Se ajusta a cualquier porteador pero requiere de entrenamiento previo para su colocación, ya que primero es preciso hacer los nudos y después colocar al bebé; por lo que, al cambiar de porteador hay que volverlos a hacer. Dependiendo de si el bebé va durmiendo o va viendo mundo, puedes subir el fular a modo capucha para sujetar la cabecita del bebé. Por su facilidad de ser transportado, lo llevamos casi siempre en la bolsa del carrito y es una opción cuando el bebé se cansa del carro. Doctora Gaseosa prefiere este método de porteo más que a cualquier otro por su comodidad, no así Cagaprisas que prefiere la mochila anterior. El modelo que nosotros utilizamos es el Boba Wrap, que puedes encontrarlo aquí:

-Boba Air: es el más versátil de todos, diríamos que es una mezcla entre los dos anteriores y, además, es el que menos ocupa. Es ideal para viajar en avión por el poco espacio que ocupa al plegarse (se pliega sobre sí misma y se queda del tamaño de un monedero), por lo que la utilizamos para ese cometido, cuando vamos justos de equipaje. Nos vino fenomenal para entrar y salir del avión, así no ocupa espacio como equipaje de mano. Como desventajas, puede usarse a partir de 7Kg (aprox 3-4 meses), no es tan cómoda para el porteador porque no lleva tantas sujecciones y tenemos la sensación de que tampoco para el bebé, pero sí lo suficiente como para usarla. Lleva una cómoda capucha que se ajusta con automáticos cuando el bebé se queda durmiendo y, además, es impermeable. Gracias tía Marta por el regalo :).Puedes encontrarla aquí.

Mochila ergonómica ligera Boba air. LA CASITA DE NEREA
Imagen de: http://www.lacasitadenerea.es
  • Cunas y accesorios para el descanso

-Cuna de viaje plegable: en este caso tuvimos la gran suerte de que nos la prestaron (gracias a los tíos Caro y Miguel!!). Es una cuna muy muy cómoda, se despliega mediante una serie de pasos (en cuanto lo haces una vez y le pillas el truco, en menos de un minuto se monta) y se pliega en forma de rectángulo, permitiendo que se lleve arrastrando con ruedas muy cómodamente. El modelo que nosotros tenemos tiene dos alturas, lo cual es un gran invento para las espaldas de los padres. Os dejamos una de la misma marca (con cambiador incorporado) en este enlace.

-Cuna-cambiador-parque de juegos plegable de picnic: es el complemento ideal para llevar contigo a cualquier parte (gracias los tíos Pilar y Javi que nos la regalaron!!!). Se pliega como un tamaño de un bolso, tiene compartimentos para alimentación isotérmicos y tiene mil funciones. Por un lado, sirve como cuna, puede hacer la función de colecho porque se abre por todos los lados con cremalleras. Por otro lado, puede hacer de cambiador por la razón que acabamos de explicar. También puede utilizarse como parque de juegos una vez que el bebé permanece sentado. Para nosotros es ideal cuando nos vamos de picnic. Incorpora un pequeño colchoncito para hacerla aún más cómoda. A Doña Pucheros, de momento, le encanta. Os dejamos el enlace aquí:

De picnic en la Ciudad Encantada de Tamajón (Guadalajara)

Cuna-asiento hinchable para avión: todo un descubrimiento para nosotros, porque esta se nos escapó de nuestro estudio de mercado y los resis de Cuenca nos la regalaron (gracias mil!!!). La probamos en nuestro reciente viaje a Lanzarote y fue todo un acierto. Se trata de un hinchable al cual se le incorporan unas fundas nórdicas con cremalleras, haciendo la función de una o asiento ya que tiene dos posiciones. Una vez es deshinchada ocupa como un palmo. Muy recomendable, Leia se echó unas cuantas siestas en ella… Te dejamos el enlace aquí.

Se le ve bien, verdad??
  • Cambiador de viaje

Como os comentamos en esta entrada anterior, para nosotros es un imprescindible, no sólo para los viajes sino para cualquier salida fuera de casa. Gracias Irene y David de María Os dejamos el enlace de uno parecido al nuestro aquí:

  • Esterilizador en frío (chupetes, biberones, accesorios de lactancia, etc).

A falta de microondas para poder utilizar las fantásticas bolsas esterilizadoras de Medela, lo cual son un gran recurso para ir de viaje o al trabajo, dimos con este esterilizador de viaje con agua fría. Es ideal cuando vas a dormir en una habitación de hotel donde no dispones de microondas y, además ocupa muy poco espacio (1,25 litros). Se utiliza con el método Milton, con lo cual se le tienen que añadir al agua fría las pastillas esterilizadoras Miltron (vale con un cuarto de pastilla) y, después de 15 minutos ya tienes tus accesorios esterilizados. Puedes encontrar aquí el esterilizador, y aquí las pastillas.

Esterilizador de viaje en frío
  • Bañeras de viaje

-Stokke Flexi-Bath: se trata de una bañera que ofrece las prestaciones de una bañera de viaje y una normal, ya que tiene un sistema de plegado fantástico quedándose totalmente plana y, a su vez, ofrece la posibilidad de acoplarle unas patas para usarla cómodamente de manera habitual en casa. Lleva incorporado a su vez un reductor de recién nacido que hace que sea comodísimo para los primeros meses. Nos la regaló la familia y fue todo un acierto (gracias :))Podéis encontrar la bañera aquí, y el soporte aquí.

-Bañera hinchable: muy recomendable para viajes en avión o justos de equipaje (gracias por el regalo, tía Bego!). Aunque para hinchar y deshinchar es un poco incómoda, como todo lo hinchable, el modelo que nosotros tenemos es super ergonómica, ya que incluye también soporte para recién nacido y la niña está comodísima. Os dejamos el enlace aquí.

Imagen de http://www.amazon.es
  • Mochila tipo Mummy Bag (o como nosotros llamamos, Parents’ Bag): como ya os contamos en el post de los impresdindibles en el carrito del bebé que puedes ver aquí, se trata de una mochila con multitud de compartimentos super ordenados para llevar todo tipo de cosas del bebé. Fue otro regalo de Navidad, todo un acierto (gracias Marta!). Os dejamos una mochila del estilo en este enlace.
Imagen de: http://www.amazon.es
  • Maleta Trunki: un clásico simplemente genial, sobre todo cuando los niños andan, aunque nosotros la utilizamos ya para todos nuestros viajes (gracias Miguel y Caro!). Enlace por aquí.
Imagen de: http://www.amazon.es
  • Carro de paseo Baby Jogger city mini GT todoterreno: es nuestro carrito de referencia y el que utilizamos por el momento para todo, ya que Leia continúa en el capazo. Tiene ruedas 4×4 extraíbles en un solo movimiento, chasis garantizado por la fábrica de por vida y plegable en un sólo movimiento con una sola mano. El capazo también está muy bien, es algo plegable también pero es un poco incómodo para viajar en avión. El carrito es estable tanto en urbano como en terrenos rurales e irregulares y arena. Nos encanta! Podéis encontrarlo aquí,
Doña Pucheros y Cagaprisas en los pueblos de la Arquitectura Negra (Guadalajara)

2. ACCESORIOS QUE TENEMOS Y AÚN NO HEMOS PODIDO PROBAR

  • Grupo 0+ Maxi Cosi Baby Jogger City Go iSize: nos la compraron los abuelos Isa y Jesús, antes de la cuarentena y todavía no la hemos podido probar más que en casa. Se trata de un capazo a la vez que grupo 0+ del coche que sirve desde el nacimiento hasta los 18 meses. Parece muy ergonómica y cómoda, y es facilísimo instalarla. Los adaptadores para el capazo hay que comprarlos aparte, así como la base Isofix, aunque se puede instalar sólo con el cinturón. Os dejamos el enlace aquí.

  • Tronas de viaje

-Asiento elevador: todavía no hemos podido probarla porque Doña Pucheros aún no tiene 6 meses. Fue otro regalo de Navidad de la family y la verdad es que está genial. Dentro de la propia trona puede guardarse comida, juguetes, etc. El modelo que nosotros tenemos os lo dejo en este enlace.

Imagen de http://www.amazon.es

Trona de tela portátil: por la misma razón que la anterior, todavía no la hemos probado. Nos la trajeron los Reyes (gracias abuela pili) y estamos deseando probarla! es una trona que se ajusta a cualquier tipo de asiento y se compacta en un bolsito del tamaño de una mano, lo cual puede ser utilísimo si vamos justos de equipaje. Parece cómoda y útil! Os dejamos el enlace aquí.

  • Calienta-biberones y potitos de viaje: es un calienta potitos y biberones de viaje, enchufable al mechero del coche y que se compacta ocupando muy poquito. Es prestado (gracias Caro y Miguel!), y aún no lo hemos empezado a utilizar porque Leia todavía no come potitos y de momento sólo toma pecho. Os dejamos el enlace por aquí.
Imagen de http://www.amazon.es

3. ACCESORIOS QUE NO TENEMOS Y NO HEMOS PROBADO (pero están en la lista de deseos!!)

  • Silla de paseo ultra ligera y ultra pegable GB Pockit: se trata de la silla de paseo más ligera y plegable del mundo, ya que ocupa más o menos como una caja de zapatos totalmente plegada (en 2-3 pasos), y está permitida como equipaje de mano del avión. Hay varios modelos: urbano, todo terreno, etc. dependiendo del terreno por donde lo quieras utilizar (nosotros preferimos la “all terrain” o todoterreno, por las características de nuestros viajes, pero hay para todos los gustos. La silla puede utilizarse a partir de 6 meses de edad, y puede comprarse capazo aparte (también ultrapegable). Una auténtica pasada!!! Os dejamos enlace aquí.
SILLA DE PASEO GOODBABY POCKIT GB * PRECIO ESPECIAL LANZAMIENTO
Imagen de: http://www.paramipeque.com
  • Asiento elevador coche (grupo 2-3)-mochila Trunki: un 2 en 1 muy potente para hacer algún desplazamiento corto en coche (por ejemplo, un taxi desde el aeropuerto), homologado por la UE, que sirve a la vez de mochila de mano. Genial!
Imagen de http://www.amazon.es
  • Asiento de coche grupo 2-3 plegable Mifold: asiento de coche grupo 2-3 ultra plegable, homologado por la UE. Increíble cómo se pliega!! Os dejamos enlace aquí
Imagen de http://www.amazon.es
  • Babyni Zona de Juego Anti-UV FPS 50 de Babymoov, en cuanto el coronavirus nos deje, DoñaPucheros tendré que conocer la playa, y ya vamos mirando cosillas. Se trata de una zona de juegos con protección solar y mosquitera, donde puede echar agua o utiliizarla como cuna. Es plegable para poder llevarla en el equipaje. Se puede comprar aqui.
Imagen de http://www.amazon.es

Y tú, ¿qué accesorios de viaje utilizas? Déjalos en los comentarios y danos más ideas 🙂

Madrid en 5 días (Parte 2 de 2)

Día 1: Llegada a hotel + Comprar para llevar Corte Ingles + Sesión de Fotos

Día 2: Desayuno hotel + Correr por el retiro + Alopeque (Baby Bells) + Spa LUSH

Día 3: Desayuno hotel Fitur + Game of Thrones

Día 4: Cereal Hunter + Mercado de sellos Plaza Mayor + Vips + Ruta por el Madrid de los Austrias + Retiro + Puerta de Alcalá + Casa Árabe

Día 5: Alopeke (Estimulación temprana 2 meses) + Comer en IKEA + Vuelta a casa

Día 3: Desayuno hotel Fitur + Game of Thrones

Hoy comenzábamos el día con otro espectacular desayuno en el hotel, nos cargamos bien las pilas ya que sabíamos que iba a ser un día duro, a nivel físico, ya que tocaba todo un día de porteo.

No podíamos faltar a nuestra cita anual con Fitur, este año teníamos que consultar varios destinos: Azores, Canarias, Algarve, Aragón, Guadalajara, Jávea, Altea, entre otros, para empezar a preparar nuestros próximos viajes. Pero sin dejar de lado los destinos soñados como Marruecos (oooootra vez), Túnez, Islandia, etc. y cómo no pasar por Castilla La Mancha que siempre está bien.

La Feria en Fitur!

Como siempre, para evitar las aglomeraciones a la hora de comer, llevamos nuestros bocadillos y encontramos un rinconcito para nuestro almuerzo y aprovechando también para que Doña Pucheros se pusiera hasta arriba de leche.

Aprovechando que estábamos en Ifema, y que este año con el cambio de vida no teníamos tantos destinos como años anteriores, recortamos la visita a Fitur y aprovechamos para ver la exposición de Juego de tronos, otro regalito de Navidad, además con entradas VIP, qué más se puede pedir. Íbamos con pocas expectativas ya que la exposición de Harry Potter que vimos hace un año nos defraudó bastante, pero nada que ver: han controlado bastante en aforo, se puede ver tranquilamente, y ya sólo por los trajes expuestos merece enormemente la pena. Doctora Gaseosa casi roba ese abrigo de Daenerys, hubo que pararle los pies.

Dominando los Siete Reinos.

Trás el palizón de día, sólo nos quedaban fuerzas para pasar por el Alcampo de al lado del hotel para coger algo para cenar y meternos en la cueva hasta el próximo día.

Día 4: Cereal Hunter + Mercado de sellos Plaza Mayor + Vips + Ruta por el Madrid de los Austrias + Retiro + Puerta de Alcalá + Casa Árabe

El día de hoy lo habíamos pensado para hacer turismo por Madrid, cosa que núnca habíamos hecho en los miles de viajes a la capital. Como todo lo bueno se acaba, ya no teníamos desayuno en el hotel, por lo que decidimos probar un tipo de cafetería que tiene muy buenas críticas por Internet, Cereal Hunters, y como vale más una imagen que mil palabras ahí va:

Doña Pucheros: “Que mala pinta tiene esa leche azul”

El desayuno nos encantó y recordamos tiempos pasados en el barrio hipster de Londres con Pilar y Javi. Ojo a esos cereales de “churros” (derecha de la imagen) que nos llevamos para casa, increíbles…

Después del desayuno emprendimos camino hacía la Plaza Mayor, situada a unos 35 minutos andando del hotel. El objetivo era visitar el mercado de sellos que todos los domingos tiene lugar en este emblemático sitio. Después de que Cagaprisas diera rienda suelta a sus adicciones, Doña Pucheros decidió que era hora de descansar, y nos obligó a comer en el VIPS de la Puerta del Sol, creemos que lo hacía porque sabía que más tarde sería imposible coger sitio.

Plaza Mayor de Madrid

Después de comer queríamos hacer una ruta a pie de la guía Lonely Planet de Madrid, llamada “Madrid de los Austrias”, aunque la hicimos de manera inversa y con algunas modificaciones, la cual hicimos en unas 6h con descansos incluidos. De esta manera, los puntos principales de nuestro camino a pie fueron Mercado de San Miguel, Plaza de la Villa, muralla árabe, Palacio Real, Catedral de la Almudena, Congreso de los Diputados y Museo del Prado.

Doña Pucheros sobrevolando el Palacio Real

Todos los puntos de la ruta los visitamos por fuera, ya que el objetivo de la ruta era pasar todo un día caminando por los principales puntos de la capital.

Finalmente, de camino nuevamente al hotel después de este largo día, fuimos a dar otra vuelta por el Parque del Retiro, visitando el árbol más antiguo de Madrid y, por último, vimos la Puerta de Alcalá y La Casa Árabe (la cual es biblioteca, restaurante, sala de exposiciones y auditorio), la cual estaba cerrada por las horas que llevábamos.

Día 5: Alopeke (Estimulación temprana 2 meses) + Comer en IKEA + Vuelta a casa

Después de que un día más Cagaprisas se despidiera corriendo por el Retiro, desayunamos en el VIPS de Goya y fuimos camino de la última clase en Alopeke de estimulación temprana, la cual fue muy diferente a la que anteriormente fuimos (Baby Bells), que comentaremos en otra entrada próxima con más detenimiento. Finalmente, hicimos una parada en IKEA de Ensanche de Vallecas para comprar algunas cosillas que nos hacían falta, comimos rápidamente y volvimos a casa. ¡Hasta la próxima, Madrid!

Madrid en 5 días (Parte 1 de 2)


Día 1: Llegada a hotel + Comprar para llevar Corte Inglés + Sesión de Fotos

Día 2: Desayuno hotel + Correr por el retiro + Alopeque (Baby Bells) + Spa LUSH

Día 3: Desayuno hotel + Fitur + Game of Thrones

Día 4: Cereal Hunter + Mercado de sellos Plaza Mayor + Vips + Ruta por el Madrid de los Austrias + Retiro + Puerta de Alcalá + Casa Árabe

Día 5: Alopeke (Estimulación temprana 2 meses) + Comer en IKEA + Vuelta a casa

Este año como regalo de Navidad cayó este viaje, pensando que sería el primero de Doña Pucheros, pero Toledo y El Escorial se adelantó. Aún así este viaje fue pensando con mucho cuidado, para tener las máximas comodidades ya que iba a ser nuestro primer viaje con un bebé (que en ese momento tendría 2 meses).

Día 1: Llegada a hotel + Comprar para llevar Corte Ingles + Sesión de Fotos

Para este viaje y a diferencia de las demás veces que hemos estado en Madrid, decidimos alojarnos en un buen hotel y en el centro de Madrid (Para eso era nuestro regalo de aniversario), el elegido fue Vincci Soma de 4 estrellas, situado en la calle Goya. Pedimos cuna para bebés y sin cargo alguno se nos dejó instalada en la habitación a nuestra llegada. Era una cuna típica de las de viaje, parecida a la que nosotros tenemos, que estaba impecable. Llegamos al hotel a medio día, por lo que para comer cruzamos al Corte Inglés de en frente del hotel y encontramos de casualidad una zona de comida para llevar donde hay varios stands, en esta ocasión decimos probar empanadas argentinas (Roquefort, Pera, Cochinilla y Curry), todo un acierto, aunque nada económicas.

Teníamos el tiempo justo para ducharnos e ir a uno de los platos fuertes del regalo, una sesión de fotos de los tres juntos, para los que elegimos a Must Fotografía con los que no pudimos quedar más contentos.

Comentar que para los desplazamientos decidimos usar el metro. Hay que destacar que de momento no está nada adaptado para llevar el cochecito de bebé, hay muchas estaciones en obras por este motivo y se supone que pronto lo estarán, pero de momento tocó porteo todo el día, para la felicidad de Doña Pucheros. Decidimos usar el fular elástico (modelo Boba Wrap).

Tras el viaje por la mañana y las 3 horas de sesión de fotos, estábamos bastante cansados, por lo que decimos retirarnos al hotel.

Día 2: Desayuno hotel + Correr por el retiro + Alopeke (Baby Bells) + Spa LUSH

Mientras Cagaprisas empezaba el día haciendo honor a su apellido y estuvo corriendo por el Parque del Retiro, Doña Pucheros y yo esperábamos impacientes al primer momentazo del día: el desayuno del Vincci Soma, el cual ya habíamos probado en otra ocasión y fue simplemente alucinante, lo que nos hizo volver a elegir este hotel. Quitando el desayuno buffet de algunos hoteles en Islandia, este es por el momento uno de los mejores desayunos sin duda que hemos probado. Tiene absolutamente de todo con una calidad excelente, por lo que lo recomendamos sin ninguna duda.

Desayuno de Vincci Soma, extraído web hoteles vincci

Con las pilas cargadas, fuimos caminando en poco más de 10 minutos a nuestra clase de estimulación temprana para bebés en Alopeke. En esta primera sesión fuimos a una clase titulada Baby Bells, a partir de 2 meses de edad, la cual desarrollaremos en otra entrada aparte :). Después de la clase, fuimos a dar un paseo por el Parque del Retiro, que está justo en frente, dando un paseo por el lago y, dado que el tiempo era poco apacible, fuimos de nuevo al hotel a la hora de comer.

Hall de Alopeke, extraida de DuendesenMadrid

Después de un rato de relax, me tocaba un rato más de relax: mi súper sesión de Spa en nada más y nada menos que LUSH!!! Otro de mis regalos de Navidad. Mientras tanto, Cagaprisas y Doña Pucheros estuvieron dando una vueltecita por Gran Vía y Callao y tomaron un café por los alrededores. La experiencia del spa es en sí misma una experiencia sensorial, nada que ver con un spa convencional al uso de los que estamos acostumbrados (ni muchísimo menos). No quiero hacer spoiler porque es simplemente magnífico y muy recomendable. Tras mi remanso de paz, me reuní de nuevo con Cagaprisas y Doña Pucheros.

Aprovechando que estábamos por el centro, nos acercamos a Primark Gran Vía, más que Primark era Star Court, el centro comercial de Stranger Things, y no sólo esto, por dentro de la tienda cada cierto tiempo empezaba a nevar y sonaban canciones de Harry Potter, toda una sorpresa para frikis como nosotros. Tras comprar alguna frikada y alguna cosilla para Doña Pucheros, cenamos en el VIPS de al lado del hotel en Goya, donde da gusto cómo tratan a las familias con bebés (y siempre, siempre hay cambiador en el baño). Después de este largo día nos fuimos a coger fuerzas para el siguiente: Fitur!!!

Star Court Granvia (Extraido de Cosmopolitan)

Ideas para reducir el equipaje.

La idea de esta entrada es dar consejos para reducir el equipaje para no tener que facturar al viajar en avión. Cuando íbamos de viaje, antes de que naciera Doña Pucheros, con dos maletas de mano nos sobraba equipaje. Pero al viajar con un bebé, él no puede llevar equipaje de mano, únicamente un bolso pequeño, por lo que una de las dos maletas la ocupamos con cosas para ella. Con lo cual, sólo queda una para nuestro equipaje. Aquí os proponemos algunas ideas que nosotros utilizamos para ahorrar espacio en el equipaje:

-Toallas microfibra.

Son las típicas toallas que la gente lleva al gimnasio para poner en el asiento de las máquinas, no pesan nada y abultan muy poco. En Decathlon las venden por poco dinero.

-Comprar pañales en destino

Salvo que vayamos a un destino muy raro, pañales venden en cualquier sitio, lleva los imprescindibles para el viaje de ida (y alguno más por si acaso) y cómpralos en el destino. Intenta hacer unos cálculos razonables para no comprar de más y que no te sobren en exceso, o tendrás que transportarlos a la vuelta.

-Bolsas de equipaje

Como dice una sabia del viajar (Pilar), son muy útiles para organizar el equipaje y ahorrar espacio, a la vez que versátiles. Podéis encontrarlas aquí.

-Calzado versátil (Tropic Feel, escarpines o “cangrejeras” o “zapatillas de río”

En cuanto a las zapatillas Tropic Feel, son unas zapatillas hechas de plástico reciclado, muy versátiles, ya que sirven tanto para bañarte (en vez de llevar chanclas), para hacer senderismo (sin arriesgar tus tobillos) y para “patear” por ciudad. Se pueden usar con calcetines y sin ellos. Son realmente muy cómodas y no pesan nada. Se pueden comprar aquí

Por otro lado, son muy útiles también los escarpines o zapatillas de río o, como dicen los conquenses las “cangrejeras”. Las venden muy económinas en Decathlon, y sirven para caminar por terreno húmedo o incluso para bañarte. Puedes encontrarlas aquí

Zapatillas Tropic Feel

-Bolsa de aseo.

Gel, champú y acondicionador solido, ocupan muy poco y son muy cómodos para pasar el control del aeropuerto, ya que no hay que llevarlos en una bolsa transparente y sacarlos. Además en la mayoría de los casos son biodegradables, por lo que a la vez le hacemos un favor al medio ambiente. A nosotros nos gustan los de LUSH (por culpa de los SobriHoz), pero ya es fácil encontrarlos en cualquier sitio.

Acondicionador sólido de LUSH

El cepillo de dientes y el del pelo, nosotros llevamos plegables que encontramos en Tiger.

Cepillo para el pelo plegable.

-Lavadora en alojamiento

Antes de partir, mira si en el alojamiento hay lavadora, porque si es así puedes llevar una cantidad de ropa mucho menor. Nosotros nos hemos encontrado con la sorpresa de que había al llegar, por no mirar. Sobretodo para la ropa del bebé, que suele ensuciar bastante, es muy útil. Para nosotros ya se ha convertido en algo determinante para escoger un alojamiento u otro, sobretodo desde que vamos 3.

-Guías y folletos en digital

Consulta la página web de las agencias de turismo, de las localidades que vayas a visitar. En la mayoría de ellas puedes descargar en pdf sus folletos y luego consultarlo desde el móvil. Si tienes la posibilidad también puedes llevar las guías en pdf.

-Trabajar con el móvil

Actualmente ya se puede hacer todo con el móvil, renuncia a un poco de comodidad y ganaras mucho espacio. No necesitas ni portátil, ni GPS, ni tablet, ni Ebook. Todo con el móvil.

-Ropa ligera y versátil

Para este objetivo suele ser interesante la ropa para senderismo, abriga, pesa poco y es versátil para diferentes climas. Existen camisas que te valen igualmente para hacer una ruta de montaña, como para ir a comer a un restaurante fino. También es muy útil utilizar cortavientos impermeables.

Camisa térmica, poco pesada y versátil

-Bolsas de cordones.

En nuestros últimos viajes hemos empezado a utilizar las bolsas con cordones para organizar la maleta. Al llegar a destino son muy útiles para llevar el picnic, sin necesidad de llevar mochila, para la ropa sucia, para ir hacer la compra, etc. Además son muy ligeras.

Bolsa con cordones

-Pastillero

En Tiger (sí, nos gusta mucho) venden pastilleros, donde puedes llevar las pastillas sueltas, sin cajas, ni envoltorios, por lo que el botiquín se reduce enormemente.

Pastillero de Tiger

-Llevar puesto abrigo y lo más pesado

Esto es de primero de viajar en avión. Ponte para el viaje lo que más abulte y lo que más pese. Aunque pases un poco de calor. Dentro del avión ya te lo quitarás. Sin llegar al nivel del de esta noticia

-Pulseras antimosquitos

Para los viajeros que visiten lugares con bastantes mosquitos, suelen ser de utilidad las pulseras antimosquitos de citronela para no ir cargando con el repelente antimosquitos a todas partes (gracias por la aportación, Pilar!!) Puedes encontrarlas aquí

Batería portátil

Puede ahorrarte más de un quebradero de cabeza si no encuentras dónde cargar el móvil, sobre todo si lo utilizas mucho en tus viajes.

Seguro que hay muchísimos más trucos que no se nos han ocurridos, compártelos con nosotros en los comentarios. Nos vendrán de lujo!!

Pañales de tela: experiencia y evidencia

Como lo prometido es deuda y os puede suponer un buen recurso para afrontar la cuarentena del Covid-19 (como ya os propusimos en una entrada anterior, haz click aquí para verla), hoy os contaremos nuestra experiencia con los pañales de tela, así como la evidencia científica de la que disponemos en este momento.

¿De qué tipo de pañales de tela disponemos nosotros?

1.Todo en uno rellenable: se trata de un pañal formado por dos piezas, el absorbente (lo que queda por dentro) y el cobertor (lo que es en sí el propio pañal). En el tipo todo en uno rellenable el absorbente se coloca por dentro del cobertor, por dentro de un bolsillo. Permiten ser usados desde el nacimiento porque son evolutivos gracias a un sistema de automáticos incorporados al pañal que permiten ir variando la talla a medida que el bebé crece, normalmente está indicado por el fabricante y a partir de los kilos del bebé. El sistema de ajuste a la cintura también es con automático. La composición del modelo que nosotros tenemos (gracias resis de Cuenca por el regalo) es de poliuretano la capa externa y fibra de bambú la capa interna.

Tallaje pañales de tela
Extraído de: Amazon.es pañales de tela Lictin, pincha aquí)

Pros todo en uno rellenable:

-Material más fino que otros tipos de pañales de tela, por lo que puede ser una mejor opción para el verano.

-Es más rápido de montar que otros tipos .

-Más fácil de quitar ya que es de un solo uso por ir todo en una pieza y no hay que proteger velcros como en otros tipos

-Se seca más rápido que otros tipos.

Contras todo en uno rellenable:

-Como va en una pieza, no se puede reutilizar el cobertor para otro cambio de pañal.

-La calidad parece inferior a otros tipos, da la sensación de que no van a resistir tanto.

-Más probabilidad de escape, sobre todo durante la noche.

-El sistema de ajuste a la cintura es con remaches y no con velcro, lo que lo hace algo menos cómodo para poner.

2. Dos piezas: en este tipo de pañales el absorbente y el cobertor van separados, por lo que el cobertor puede usarse más de una vez, si no se ha ensuciado, para otro cambio de pañal. El absorbente se ajusta al cobertor mediante remaches o automáticos, de manera que impide que se mueva por dentro del pañal. El modelo del que nosotros disponemos es lo más parecido a un pañal desechable, ya que lleva un sistema de velcro igual que los desechables para su ajuste a la cintura. Para la protección de los velcros al lavarlos dispone de un bolsillo especial para que no se estropeen. En cuanto a las tallas, lleva el mismo sistema que el modelo anterior y pueden ser usados desde el nacimiento. Existe un modelo especial para recién nacidos (hasta los 5.5 Kg, gracias Eva y Tomás por vuestro regalo :)), así como absorbentes especiales de noche. El cobertor es de poliuretano, y el absorbente es 70% bambú y 30% algodón.

Respecto a los absorbentes especiales de noche queremos remarcar que son especialmente suaves y eficaces. Es un absorbente con remaches que envuelve a su vez otro absorbente y todo se coloca dentro del cobertor. Son de gran utilidad para ello utilizar los absorbentes de recién nacido para este cometido una vez que el bebé pesa más de 5.5 Kg, de esta manera se les da una segunda vida.

Pros dos piezas:

-Puede quitarse sólo el absorbente y dejar cobertor para otro cambio.

-Se ajusta mejor a su cuerpo.

-Calidad alta y no pierden calidad con los lavados.

-Doble barrera antifugas muy eficaz.

-Sistema de ajuste a la cintura mediante velcro muy cómodo

Contras dos piezas:

-Precio más elevado que otros modelos.

-Son de mayor grosor una vez montados, por lo que pueden dar calor.

-Demasiado grosor para bebés muy pequeños (menos de 2 meses).

-Hay que desmontarlos y proteger los velcros en cada lavado.

-Se seca más despacio que otros tipos

¿Cómo los lavamos y almacenamos?

Una vez hacemos el cambio de pañal, desmontamos el pañal y lo guardamos en unas bolsas de tela estanca antiolores sin aclarar, las cuales suelen venir en el pack cuando compras los pañales de tela. Una vez está llena, la lavamos junto con los pañales.

Bolsa estanca para pañales

Los pañales deben lavarse mínimo a 60ºC de temperatura, que es lo que recomienda el fabricante, sin suavizante, ni blanqueadores y siempre con detergente para bebés. Después los secamos al aire.

Nosotros no solemos poner lavadora todos los días ya que tenemos más de 20 unidades de pañales (hay que tener en cuenta que se utilizan unos 10 pañales al día cuando son más pequeños).

¿Son mejor los pañales de tela para la salud del bebé y para el medio ambiente?

En cuanto a la frecuencia de aparición de dermatitis del pañal encontramos opiniones de todo tipo: hay pediatras que opinan que son mejor los desechables, otros que los de tela y otros que no hay diferencias entre unos y otros. Cabe pensar que los pañales de tela al fabricarse con menos plásticos pueden ser más transpirables y menos alergénicos que los desechables. Además, los pañales de tela hay que cambiarlos con más frecuencia, por lo que el bebé está menos tiempo mojado que con un desechable. En lo que a la evidencia científica se refiere, por el momento no se han encontrado diferencias entre los pañales de tela y los desechables para la aparición de dermatitis del pañal, si bien la evidencia de la que disponemos es muy limitada, es antigua (os dejo revisión Cochrane aquí) y se necesitan más estudios que lo demuestren. Nuestra experiencia personal usando ambos tipos de pañal es que los de tela reducen notablemente la frecuencia de dermatitis.

Respecto a si son más respetuosos con el medio ambiente que los desechables, también hay bastante controversia. Por un lado está el impacto en residuos, en este apartado los de tela son mucho mejores, ya que no generan ningún tipo de residuo. Pero por el lado de consumo de energía, es difícil cuantificar si conlleva mayor impacto la fabricación constante de los desechables o los lavados, diarios, o día si día no, siendo más optimista, que conllevan los de tela. Hay un estudio en Reino Unido (enlace aquí al mismo) que dice que los de tela tienen incluso más impacto, pero no es extrapolable a España, ya que en ocasiones se usó mucha temperatura para el lavado (más de 60ºC) y sobretodo se usó secadora en cada lavado, lo que aquí no seria necesario pues la climatología permite el secado al aire. Por último, aunque la fabricación de textil es per se contaminante, los pañales pueden heredarse y ser utilizados por más hermanos, dándoles más de una vida.

Nuestra opinión es que preferimos los de tela ya que la parte de impacto ambiental de un pañal de tela, la podemos controlar nosotros (temperatura, secado y número de lavados), mientras que la de los desechables no (fabricación, transporte y generación de residuos).

Para concluir, comentar que nosotros lo que hacemos es en casa siempre usamos de tela de tela, pero en la calle y los viajes desechables (y siempre biodegradables, haremos un post contándonos nuestra experiencia con distintas marcas), por su comodidad. Obviamente son mucho más cómodos para los padres los desechables y además no requieren una inversión inicial de dinero. Aunque con los de tela a la larga ahorrarás dinero.

Para adquirir los pañales nosotros usamos Amazon os pasamos los enlaces:

Podéis darnos vuestra opinión o preguntar cualquier duda en los comentarios!!!